• English
  • English (UK)
  • Español
  • Français
  • Italiano
 

Cómo fomentar un buen clima laboral: 5 claves

Tener un buen clima laboral es algo fundamental para todas las partes que confluyen una compañía. Por un lado el ambiente positivo hará que los empleados estén felices y vayan motivados y con ganas a trabajar cada día. Por otro lado, y debido a estos sentimientos de felicidad y pertenencia, la productividad del equipo y el compromiso con el negocio se verán aumentados.

Resulta innegable pensar que esto no sea un win-win para ambas partes. Los trabajadores están felices y con ganas de trabajar mientras que la compañía tiene en ello unos activos de valor que realizan su desempeño con gran motivación, compromiso y productividad. Por si esto fuera poco, también es probable que debido a esto se viva una mejora en la satisfacción de los clientes.

No hay dudas, es necesario evitar un mal clima laboral que vaya en contra de la felicidad del trabajador y del compromiso o la productividad. Por lo tanto está claro que se debe fomentar un clima laboral propicio para que todo esto sea posible, ¿pero cómo?

Ahora se darán 5 claves para la consecución de este objetivo, pero hay que dejar claro que se dejarán fuera de esto cuestiones básicas como el respeto entre empleados o la excesiva subordinación por parte de los altos cargos. Acciones irrespetuosas por cualquiera de las partes implicadas perjudicará a las relaciones personales, al clima laboral, y por ende, a la productividad. Tolerancia, respeto y educación ante cualquier persona serán valores que se den por hecho antes de entrar en estas 5 claves para promover un buen clima laboral

1- Ser consciente de la situacion: la importancia del feedback

Para saber cual es la realidad de la compañía y sus integrantes será básico buscar el feedback de los empleados.

De este modo saldrán a la luz problemas, ideas de mejora o situaciones de las que no se era consciente antes de realizar dicha investigación. Y no solo eso, sino que mediante estos testimonios es posible hacerse un retrato de las personas que jueguen en contra o a favor de este buen clima que se busca.

Faltas de compañerismo, situaciones tóxicas, malas decisiones o pensamientos acerca de necesidades por parte de los empleados. Estas son algunas de las cuestiones que pueden salir a la luz durante este análisis, y es que quien mejor que los propios empleados para arrojar luz sobre la situación, y en base a eso, tratar de buscar su felicidad mediante un buen clima laboral.

Además de ser la mejor fuente de feedback posible, el personal sentirá que su opinión se tiene en cuenta y que se le aprecia dentro de la compañía, por lo que invertir el tiempo en saber su percepción es más que necesario.

2- Reconocer esfuerzos y gestionar equipos

Tal y como se ha mencionado, la clave de fomentar un buen clima laboral está en la felicidad de los empleados, y a todo el mundo le gusta sentirse valorado. Para esto mismo es importante que se valoren y reconozcan los esfuerzos realizados por los trabajadores.

Ver que las tareas realizadas han sido útiles y valoradas positivamente por alguien ayudan al sentimiento de realización y a la motivación del empleado. Agradecer y reconocer los méritos de los empleados es una manera de hacerles sentirse valorados y tranquilos en su puesto de trabajo.

Esto ayudará a crear un sentimiento de cercanía con la jefatura, que junto con la incentivación en la participación en la toma de decisiones hará que se sientan valorados y cercanos hacia, los muchas veces lejanos, jefes.

Gracias a este trabajo previo de hacerle sentir al personal valorado y parte de la organización, será más fácil poder gestionar a los diferentes equipos. Conseguir implicación por parte de los empleados será esencial a la hora de abordar algunos problemas del día a día o el bajo rendimiento, por ejemplo.

Mostrar seguridad, mantener la calma y hacer frente a las crisis mediante una comunicación tranquila y correcta, ayudará al personal a tener confianza en la persona que lidera la compañía, mostrando involucración con la misma.

3- Tener un lugar de trabajo adecuado a las necesidades

Hay que tener en cuenta que es el lugar en el que los empleados pasan la mayor parte del día a día, por lo que resulta lógico pensar que hacen falta ciertos aspectos para que se sientan cómodos en él.

Un lugar de trabajo adecuado a las necesidades del personal será básico para que el equipo trabaje correctamente y tenga un buen rendimiento. Los equipos que se utilicen deben de estar actualizados y con las cualidades necesarias para que los empleados realicen sus tareas de un modo eficiente. Para ello es indispensable contar con herramientas que ayuden al día a día del trabajador, como es el caso de la vídeo entrevista en diferido o de la IA. Ambas tecnologías facilitan la vida al recruiter automatizando algunas tareas y haciendo que pueda centrarse en otras de mayor valor añadido

Además de esto, un puesto de trabajo amplio, limpio, bien decorado y que permita estar concentrados y compartir ideas, será esencial para la productividad del equipo. Si a esto le sumamos ciertas comodidades como bebidas (café,zumos…), comida (fruta o snacks), o una zona de desconexión, permitirán que este objetivo sea más fácil.

4- Flexibilidad horaria y geográfica

Cada vez es una práctica más común por parte de las empresas ofrecer horarios laborales flexibles a sus empleados. Se ha ido demostrando durante estos últimos años que los horarios fijos no funcionan para todas las personas, ya que algunas son más activas durante las primeras horas y otras lo son más tarde. Por esto mismo es importante ofrecer una adaptabilidad a los empleados, porque además de sentir que tiene una mayor libertad, serán más productivos durante las horas que elijan trabajar.

Con relación a esta flexibilidad que tanto ayuda a la felicidad del empleado y a crear un buen clima de trabajo, se encuentra también el teletrabajo o la flexibilidad geográfica. Si las tareas a realizar lo permiten, es muy interesante poder ofrecer esta posibilidad a los empleados, ya que la flexibilidad hará que la persona sienta que se piensa en ella y en sus posibles necesidades.

Por otro lado, la capacidad de poder gestionar los horarios de trabajo de un modo más flexible, y desde diferentes lugares, permite una mayor conciliación entre la vida laboral y la personal. Estas 2 opciones ayudarán a crear ese buen ambiente que se busca, ya que los empleados se sentirán valorados y cuidados por la compañía en cuestión.

5- Team building

En la búsqueda de un buen clima laboral, es interesante la realización de actividades fuera del ambiente de trabajo como método para reforzar el compañerismo. Invertir una parte del presupuesto mensual a realizar actividades como un scape room o un curso de cocina serán siempre de gran utilidad para combatir el estrés y generar mejor ambiente entre los trabajadores.

La comunicación y el trabajo en equipo son fundamentales para un buena compenetración y un alto grado de productividad laboral, por lo que este tipo de actividades resultan idóneas para ello. Debido a estas acciones que se realizan con el fin de crear un buen ambiente laboral, es posible mejorar la compenetración entre empleados y el compromiso con la organización.

Si se tienen en cuenta estas 5 claves el clima laboral se verá notablemente mejorado, y por tanto también lo hará la productividad y el compromiso con la compañía. Si quieres saber más sobre tecnología que ayuda en el día a día del personal de RRHH, no dudes en contarnos tus necesidades o dudas

 

Back to top

Receive the latest iCIMS thought leadership directly to your email.

Privacy Notice

Subscribe to the iCIMS blog today

Sign up

The latest from iCIMS

Explore categories