• Inglés
  • Inglés (Reino Unido)
  • English
  • Français
  • Italiano
 

7 buenas prácticas de RRHH que tu empresa debe tener en cuenta

¿Sientes que tu empresa está un poco estancada y necesita un cambio de aires? ¿Te has preguntado qué tal estás llevando tus tareas últimamente? Es necesario que de vez en cuando hagamos un ejercicio de autocrítica y nos cuestionemos algunas cosas.

Como sabemos que quieres mejorar la productividad de tu empresa, hemos redactado una lista de buenas prácticas de RRHH para poner en marcha desde hoy mismo.

Buenas prácticas de RRHH para poner en marcha:

1- ¡Digitaliza al máximo los procesos de reclutamiento!

Tu despacho está lleno de CV, tarjetas de visita, folletos, cartas de motivación, guías... ¿Te cuesta ver las cosas claras y esta sobrecarga te agobia? Piensa en cómo digitalizar al máximo tus reclutamientos y empieza a utilizar nuevas técnicas de selección de personal.

Rápidamente, tendrás una visión más eficaz de tu lista de tareas y cuando hayas terminado una de las muchas que tienes diariamente estarás satisfecho.

Así que, empieza a llevar a cabo estas buenas prácticas de RRHH digitalizando ya tus reclutamientos y organizándote:

  • Reduce el número de CV en papel compartiendo fichas de candidatos y entrevistas en vídeo por diferido con tus colaboradores de RRHH y operativos!
  • Digitaliza las tarjetas de visita tan molestas descargando aplicaciones específicas!
  • Crea una nube que recopile todos tus documentos, datos e informes de entrevistas. Apuesta por soluciones SaaS.
  • Para tus listas de tareas, ¡olvídate del papel y piensa en modo digital!

2- Potencia la formación!

Dentro de las buenas prácticas de RRHH que hemos seleccionado, esta es una de las más importantes (¡y nuestra preferida!). Nunca se debería dejar de aprender cosas y menos en el ámbito profesional. Así que dar la oportunidad a los trabajadores de poder formarse en determinados campos es siempre un acierto.

Según un estudio de Manpower, el 23% de los CHRO entrevistados afirmaron tener dificultades para reclutar colaboradores cualificados. Así que la solución es fomentar la formación de los colaboradores que ya están en tu empresa para aumentar sus competencias con profesiones cambiantes.

Puedes conseguir profesores y expertos cualificados que vengan a tu empresa o bien digitalizar esta parte. Los MOOC y los SPOC son formaciones 100% en línea que ofrecen programas educativos certificados y acreditados.

¿Por qué invertir en la formación? Porque estamos hablando de buenas prácticas de RRHH que llevar a cabo! Y esto es esencial. El auge de las nuevas tecnologías revoluciona nuestras maneras de vivir y de consumir tanto en la vida privada como en la vida profesional.

La formación no es una excepción y es importante adaptarla a las nuevas tecnologías. Apuesta por el "Digital Learning " para tus colaboradores!

Formando a los trabajadores en diferentes áreas hace que estos estén motivados y creen un vínculo especial con la empresa. Esto es vital para mejorar la productividad y el rendimiento de la empresa y para tener una mayor implicación por parte del empleado.

3- ¡El big data y el reclutamiento predictivo!

El reclutamiento predictivo también entra dentro de las buenas prácticas de RRHH. Se trata de un método que permite anticipar con fiabilidad las probabilidades de éxito de la colaboración de un empleado gracias a una serie de algoritmos.

El "éxito" se caracteriza por su rendimiento dentro de un equipo y por sus tareas pero también por su desarrollo personal en la empresa.

Te recomendamos que hagas una auditoría interna para cuantificar, calificar y evaluar las competencias y las Soft Skills de tus colaboradores. Sus competencias reflejarán los criterios de éxito para un puesto determinado. Para recopilar estas informaciones, puedes basarte, por ejemplo, en las fichas de evaluación anual, entrevistas profesionales o descripciones de trabajo para, entonces, poder desarrollar un algoritmo.

4- Escucha a tus trabajadores

No podemos hablar de buenas prácticas de RRHH si no llevamos a cabo una de las máximas más importantes que tenemos en nuestra profesión: ¡Escuchar a nuestros colaboradores!

Es de vital importancia que las personas que trabajan con nosotros estén cómodas. No se te puede olvidar nunca la palabra "humanos" que hay dentro de las siglas RRHH.

5- Gamificación: Premia a los trabajadores

Te estarás preguntando qué hace en una lista de buenas prácticas de RRHH un concepto tan moderno como la gamificación. Justo por eso lo hemos metido dentro de nuestros consejos! Las empresas necesitan un soplo de aire fresco, atreverse con las técnicas más innovadoras. Solo de esta forma se conseguirá un buen ambiente de trabajo y una gran implicación por parte de los trabajadores.

La gamificación consiste en implementar distintas actividades de ocio que, en principio no tienen nada que ver con el trabajo en cuestión, para aumentar la productividad, fomentar la motivación y mejorar la comunicación interna dentro de la empresa.

Implementar la gamificación en tu empresa no es tan difícil como parece. Lo único que tienes que tener claro es qué quieres conseguir utilizando esta estrategia. Nunca hagas algo simplemente porque esté de moda. Fíjate unos objetivos específicos como por ejemplo, incrementar las ventas, y ¡ve a por ellos! ¿Te parece que la gamificación debe ocupar un puesto en nuestro manual de buenas prácticas de RRHH?

6- ¡Convertirse en responsable del bienestar!

Tú no has escogido los RRHH, los RRHH te han escogido a ti! Si en tu vida personal tienes mucho entusiasmo y eres optimista, tienes que velar porque entre tus equipos se respire toda esta buena energía.

¿Peroqué es la felicidad en la empresa? Consiste en el conjunto de condiciones que permiten a los colaboradores desarrollarse personalmente en su entorno laboral cotidiano.

Los managers operativos tienen un papel clave en esto de llevar a cabo buenas prácticas de RRHH, pero tú, como RRHH, eres el pionero. Los empleados se enfrentan a muchas dificultades que tendrán un impacto en su entorno laboral; así que deberán ser capaces de adaptarse a un entorno que cambia constantemente (cambios de proceso, rotaciones, misiones...).

Para que cada uno pueda vivir estas transiciones del mejor modo posible, hace falta que el equipo cree más en la empresa y que forme parte del proyecto para que cada uno encuentre su sitio. Es importante que los colaboradores tengan una buena imagen de la empresa en la que trabajan, lo que es conocido por todos como employer branding.

¿Pero, entonces, cómo se puede repartir la felicidad? No hay una receta milagrosa, pero puedes dejar volar la imaginación para fortalecer la cohesión de equipo y hacer que cada uno encuentre su sitio. Ten en cuenta las formaciones, eventos de equipo, seminarios...

7- ¡Ofrece lo mejor de ti mismo para satisfacer a todo el mundo!

Esto, además de formar parte de las buenas prácticas de RRHH que te proponemos, se puede aplicar en todos los campos de tu vida. Hacer la vida más agradable a los demás es algo que solo te puede traer beneficios. Ocuparse de la felicidad de los otros no es fácil. Pero, ¡note olvides de que tú eres la prioridad! En tu vida personal, haz lo que puedas para ser feliz y que este bienestar repercuta en tu vida profesional.

Aprovecha para reflexionar sobre tus misiones y ver hacia donde van, asiste a eventos de RRHH para ampliar tu red de contactos y aprender de la experiencia de tus compañeros.

¿Crees que deberíamos incluir algo en nuestra lista de buenas prácticas de RRHH? Pues no te cortes y dinos qué pondrías tú para alcanzar un clima de trabajo adecuado y cómodo para todas las personas que forman parte de una empresa. ¡Ponte en contacto con nosotros!

Volver al principio

Recibe las últimas novedades de iCIMS en tu correo electrónico y estate al día de lo último en RRHH.

Aviso de privacidad

Suscríbase hoy al blog de iCIMS

Inscríbete

Lo último de iCIMS

Explorar categorías